Investigación

“A tres años de la aprobación”: Evaluación y monitoreo gubernamental de la ley

Autor/es:
Monitor Cannabis Uruguay

Año: 2016

Tipo de publicación: Working paper

Editor: N/A

Palabras clave: Implementación, regulación, monitoreo, evaluación, Uruguay

Link externo

SEMINARIO EVALUACIÓN Y MONITOREO DE LA REGULACIÓN DEL CANNABIS 

“A tres años de su aprobación”

Martes 15 de noviembre de 2016

Facultad de Ciencias Sociales – Sala de Conferencias

El seminario fue organizado por Monitor Cannabis Uruguay, equipo de investigación del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (UdelaR); con el apoyo del Diploma en Políticas de Drogas, Regulación y Control que llevan adelante varios servicios de esta universidad (Medicina, Química, Derecho, Psicología, Ciencias Sociales y Humanidades).

Ver el resumen de la memoria

Evaluación y monitoreo gubernamental de la ley

[En base a las presentaciones “Evaluación y monitoreo gubernamental de la ley”  de Laura Latorre (Junta Nacional de Drogas – Ministerio de Salud Pública) y “Unidad Especializada de Evaluación y Monitoreo de la Ley 19.172” – Cecilia Reolón (MSP)]

La ley de regulación del cannabis 19.172 presenta como excepcionalidad para el marco jurídico uruguayo la creación, en su artículo 42, de una Unidad especializada en evaluación y monitoreo de carácter técnico e independiente, bajo la órbita del Ministerio de Salud Pública. Su objetivo principal sería coordinar interinstitucionalmente la evaluación y monitoreo de los objetivos de la ley e informar a la Asamblea General sobre sus avances. Si bien la idea de evaluación no es nueva dentro de las políticas impulsadas por la Junta Nacional de Drogas, su inclusión en la propia ley es una práctica inhabitual en el hacer legislativo, explicado por su carácter novedoso y controversial. Esto ha representado un inusual interés a nivel nacional e internacional de conocer que sucede con las políticas públicas desplegadas en este marco. Justamente, desde el Observatorio Uruguayo de Drogas se destaca como uno de los primeros grandes logros a partir de la aprobación de la ley, el de haber permitido dar pasos significativos en el conocimiento sobre el tema.

De este modo, la primera etapa de trabajo estuvo dedicada a la elaboración de una propuesta de evaluación. Para ello, se constituyó un Comité Científico Asesor, se involucró a una red de expertos nacionales e internacionales y se organizaron una serie de seminarios especializados para debatir propuestas. Se destaca que ha sido un proceso muy abierto que ha fundado un importante flujo de cooperación entre estado y actores externos.

Un primer desafío a superar es que la ley de regulación del cannabis surge desde una fuerte crítica a los modelos de evaluación auspiciados por el régimen internacional de control de drogas de las Naciones Unidas. Hasta 2007 las publicaciones que podía realizar el observatorio uruguayo dependían casi exclusivamente del financiamiento internacional, fundamentalmente desde la CICAD y OEA. Por lo tanto, tenían una perspectiva fuertemente epidemiológica, muy poco armonizadas con las líneas políticas que se estaba planteando Uruguay. Por un lado, el régimen internacional impone como meta preservar la salud física y moral de la humanidad a través de la prohibición de la producción, fabricación, exportación e importación, comercio, posesión o uso de estupefacientes. Alternativamente, la regulación del cannabis se propone minimizar los riesgos y reducir los daños del uso del cannabis; debilitar al narcotráfico a través de la competencia económica y brindar seguridad jurídica a los usuarios de cannabis a través de la regulación de vías de acceso legal a la sustancia.

En ese marco, se ha venido construyendo un sistema de indicadores de monitoreo y evaluación, así como estudios temáticos específicos que puedan constituir una línea de base sobre la que realizar comparaciones. Para ello, un desafío importante es el alto nivel de desagregación de los datos, involucrando a un amplio y variado conjunto de actores e instituciones a cargo de su recolección. Asimismo, se destaca la necesidad de contar con un marco de interpretación general que encuadre este sistema y de significado a la evolución de dichos indicadores en el contexto de políticas de drogas del país.

En agosto del 2015 la ordenanza 511 creo la Unidad de Monitoreo y Evaluación, en la órbita de la División de Sustancias Controladas que funcionaba en el Ministerio de Salud Pública desde octubre del 2013 (Ley 19149). En base al trabajo previo, y en particular a las cinco dimensiones de interés definidas por la Secretaria Nacional de Drogas, se han identificado las principales instituciones generadoras de datos oficiales para el sistema de indicadores y se han asignado referentes formales dentro de cada una de ellas.

 

Dimensión Fuentes de información interinstitucional
Justicia con Equidad
Poder Judicial, MI, JND
Seguridad ciudadana y convivencia
MI, IRCCA, JND
Salud
JND, CIAT, UNASEV, MTSS, IRCCA
Económica
IRCCA, MGAP, JND
Gobernanza
estudio cualitativo; convenio JND-FCS

 

Actualmente, la unidad se encuentra elaborando el primer informe a presentar a la Asamblea General con meta a diciembre 2016.