Divulgación y Prensa

La marihuana legal germina en América Latina

Autor/es:
Barreiro, R., Beauregard, L. P., Marcos, A.

Fecha/Año: 27/08/2016

Medio: El País (España)

Palabras clave: regulación, autocultivo, cannabis medicinal, América Latina

Link externo

La legalización de la marihuana avanza poco a poco en América Latina. Uruguay y México, a la cabeza de las iniciativas recreativas y Colombia, de las medicinales, son la punta de lanza. A partir de los casos de niños con epilepsia refractaria que en Argentina se multiplicaron en el último año, se abrió una puerta de urgencia en una agencia del Estado para asistir a los pacientes, pero en la completa ilegalidad, por lo que muchos deciden cultivar en su casa. Sin embargo, el estancamiento del proyecto uruguayo y sucesivos cambios de gobierno en la región han producido muchas páginas escritas pero pocas decisiones ¿Es real es la voluntad de los gobiernos para desregular?

_____

Uruguay da un paso que no completa

Uruguay ha sido el único que ha apostado por la legalización total. El Gobierno lo presentó en su momento como un intento por regular desde el Estado el comercio de marihuana para reducir los beneficios del narcotráfico. Productores y consumidores deben inscribirse en un registro y se ha autorizado la compra en farmacias de 40 gramos al mes de cannabis para fines recreativos. Además, hay casi 5.000 autocultivadores legales. El proyecto, sin embargo, se encuentra hoy estancado y la marihuana no ha salido aún a la venta a un mes de cumplido el paso previsto por la ley.

______

En Argentina la brecha se ha abierto por el lado del cannabis medicinal. La pequeña Naira hace unas sonrisas raras y pone los ojos a los costados, su pupila tiembla de un lado a otro. Diego, en cambio, comienza a parpadear en forma insistente y, de repente, golpea su frente contra la mesa. A Josefina le atacan shocks eléctricos en los que puede perder el aire. Los brazos de Iñaki se agarrotan y su pecho se infla como un globo. El neurólogo estadounidense Orrin Devinsky describe a la epilepsia refractaria como crisis frecuentes que no responden a los anticonvulsivos. La afección, difícil de detectar en forma temprana, ataca a muchos niños en Argentina, aunque no hay cifras oficiales. Esos niños encontraron la solución en el aceite de cannabis, que se prepara con flores de marihuana diluidas en aceite de oliva.El cultivo de la planta sigue prohibido y la importación es un beneficio al que accedieron unos 85 privilegiados que cumplieron complejos trámites en la Administración Nacional de Medicamentos (Anmat), pero tampoco existe una norma que regule la provisión.

 

SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO