Divulgación y Prensa

Página 12: Uruguay, con síndrome de abstinencia

Autor/es:
Sin firma

Fecha/Año: 27/10/2017

Medio: Página 12

Palabras clave: venta en farmacias, implementación

Link externo

Después de tres meses de entrada en vigencia de la venta legal de cannabis, se produjo un cuello de botella por la alta demanda y la escasa producción. Por otra parte, varias farmacias ya habían dejado de ofrecer el producto por las presiones del sistema financiero.

Las farmacias autorizadas a vender marihuana para uso recreativo en Uruguay no reciben cannabis desde hace dos semanas y el Estado, que controla la venta y calidad de la producción, anunció la suspensión de la distribución hasta mediados del mes próximo. Martín Collazo, investigador del equipo Monitor Cannabis de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República dijo a este diario que el cuello de botella con el que se encontró la comercialización del producto “tiene que ver con que hay un mercado consumidor de 34 toneladas de cannabis en todo el país y se habilitó a dos empresas para que produzcan sólo cuatro toneladas. A una  se le acabó, y la otra está demorada con los análisis químicos que realiza el organismo de control”.

Tres meses atrás, el 19 de julio, dieciséis farmacias comenzaron a vender cannabis a unos cinco mil uruguayos que se habían registrado para poder comprar el producto en los comercios habilitados. Las encargadas de  producir las cuatro toneladas por año autorizadas por el Estado uruguayo son dos licenciatarias: Simbiosys e International Cannabis Corporation (ICC).

CONTINUAR LEYENDO LA NOTA EN PÁGINA 12